En este hermoso día, vamos a orar a Dios para cumpla nuestras peticiones y metas. Toma unos minutos para hacer esta oración poderosa para santificar el día

Glorioso Padre Celestial, me acerco a tu presencia glorificando y bendiciendo tu Santo Nombre. Gracia por la dicha de un nuevo día, y por llenar con tu Santo Espíritu los corazones de tus fieles seguidores. Gracias por un nuevo despertar y por manifestar en mi vida Tu Poder.

Dios mío, ayúdame a no desmayar ante las adversidades, quita de mi vida cualquier tristeza, desesperanza y preocupación. Dame el día de hoy fortaleza, valor y sabiduría, para así afrontar los obstáculos que me esperan a lo largo del día.

Bendito Dios, enciende el fuego de tu amor en mí, regálame un día lleno de paz, éxito y próspero. Derrama tus bendiciones a mi vida y sobre toda mi familia. Hazme sentir que gozamos de tu consuelo y de tu protección. Levántame hoy entre tus brazos para que nada ni nadie pueda interrumpir lo que has destinado para mí.

Oh Santo Padre, cuida de nosotros tus fieles seguidores, y que la luz de tu Santo Espíritu nos guie por el camino que nos tiene preparado para hoy. Que en todo cuanto vivan en este día tengan la plena seguridad que estamos protegidos por Ti.

Bendito Dios, No existe ser humano que se haya refugiado en Ti haya sido derrumbado. Porque Nadie pisotea a quien Dios levanta. Nadie maltara a quien Dios protege. Nadie maldice a quien Dios bendice. Y es por eso que cuando pase por el valle de tinieblas no temeré, porque Tu mi Dios estas a mi lado  protegiendo y demostrándome tu amor.

ORACIONES CRISTIANAS PODEROSAS DE PROTECCIÓN

Padre Celestial, permíteme agradecerte porque fui creado vivir en Tu Bendición. Tu amor hacia mí, me llena de felicidad y no añade tristeza con ella. Señor, perdóname si te he fallado, solo te pido que permitas envolverme en Tu amor. Porque Tú le pones orden a todas las cosas para el bien de los que te amamos.

Padre Celestial, si en algún momento te he faltado o alguna área de mi vida necesita ser removida la maldición que me ha afectado hasta el día de hoy, te pido en el Nombre de Tu Hijo Jesús, que me restaure, me libere del lazo del pecado. Amen.

Haz esta oración poderosa para santificar el día con fe y esperanza, para que Dios nos ayude a lo largo de este hermoso dia.

SALMO 23 para situaciones difíciles

Deja un comentario