Haz esta oración para todos los días al levantarse,  para  agradecerle a Dios por un día más de vida. Toma unos minutos para hacer esta oración.

¡Oh, glorioso Dios!  Al inicio de este nuevo día, me pongo  en tus manos, para que me líbere de todo mal. Libérame Señor, yo te lo suplico de todo corazón de cuantos males del pasado, presentes y futuros, del cuerpo y del alma.

Dios,  concédeme la paz, la salvación de mi alma. A fin de que estando asistido por la ayuda de tu misericordia, jamás pueda ser esclavo del pecado. Concédeme Tu Celestiales consuelo, extiéndeme tu mano en todas mis necesidades, y sé mi fortaleza en este nuevo día.

Señor, hoy me resguardo bajo tu Poder, para que sean tu librandome de todos los obstáculos y de las emboscada de mis enemigos, tanto visibles como invisibles. Me cubro de los pie a la cabeza por el Santo Manto de Dios, que es la arma más poderosa que me protege de la oscuridad.

oración para todos los días de protección

Amado Dios, que Tu bendición esté conmigo en este día, que la protección de Dios Padre, que con una sola palabra lo creó Todo, este siempre conmigo. Que la bendición de Dios Padre se glorifique en mi vida, abriendo puerta de salud, amor y requisas.

Yo Amado Dios besos tus pies, porque no existe lugar mas alto que estar postrado ante la presencia del que lo creó todo. Y es por eso que me pongo en este nuevo día bajo tu santa protección.

Bendito Dios, que la bondad y el amor de Dios me den firmeza para salir adelante en este día, para así no caer en los lazos del demonio y me libren de ser víctima de sus asechanzas. Amen.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad. Sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida. 

Deja un comentario