Hagamos esta oración desde lo más profundo de nuestro corazón, vamos hacerla mucha Fe y amor, y con la seguridad de llegará la milagrosa ayuda de nuestro amado Dios.

Amado Dios de infinita bondad, Gracias por todas las cosas maravillosas que Tú haces en mi vida.

Gracias porque nunca ha faltado la comida en nuestra mesa, el techo que nos resguarda y la ilusión por un futuro lleno de oportunidades y conquistas.

Oh gloriosos Padre Celestial, no permitas que en mi casa nunca me falte para la subsistencia y siempre cuente con el auxilio de tu Santo Espíritu para suplir todas nuestras necesidades.

Que tu mano generosa nos alcance y veas nuestras necesidades.

Amado Dios, quiero elevar una oración de fidelidad y esperanza ante Ti, quiero entregarte de manera confiada mi vida, mi familia y mis amigos.

Darnos la fuerza y la fe necesaria para continuar en la batalla de cada día, para que tu mano poderosa sea derribando muros y edificando puentes de solución, bienestar y renuevo.

Dios se nuestro proveedor, llena abundantemente nuestras alacenas con el pan de alimento, que nuestros hogares sean prósperos, y que todos tengamos la dicha de tener un trabajo bueno y edificante. Padre, en donde podamos ganar el sagrado sustento para nuestras vidas y nuestras familias.

Te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo, en unidad con el Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amen.

Haz esta súplica con agradecimiento, sueño y regocijo te acercará a Dios y te permitirá darle gracias por su desprendimiento, por todos los dones y regalos que Él te da a diario y pedirle que siga guiando tus pasos por sendas de éxito y dicha.

Deja un comentario