Te invitamos hacer esta oración de liberación por tu hogar, que sea Dios protegiendola y liberandola de toda maldad y maleficio que hagan en ella. Toma unos minutos para orar.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Amado Dios, hoy me arrodillo ante Ti, a consagrar mí casa, este hermoso lugar que me has dado para vivir con mi familia.

Oración de sanación y liberación a nuestro hogar

Señor, Muchos hogares hoy en día no se siente Tu presencia, hoy los hogares se han convertido en lugares de pleitos. Señor en las casas u hogares ocurren disputas por herencias, de lamentos y donde abunda el sufrimientos y el dolor, porque los que viven en ella no permíten que Tu entres a su hogar.

Dios bondadoso, que en mi hogar reine la buena salud, dale sanación a mi hogar si padece de alguna peste o enfermedad. Libra mi hogar de todo maleficio que habita en ella.

Dios mío, Algunos hogares son escenario de adulterio, otras se transforman en lugar de odio, venganza, donde la escasez de dinero y la enfermedad son huéspedes que no se marchan. Por tal motivo mi Dios hoy quiero consagrar mi casa a Ti, para que la transforme en lugar Santo y que reine Tu paz.

Bendito Dios, expulsa ahora, con tu poder, toda fuerza negativa, toda falsa enfermedad, el espíritu de separación, el adulterio, los problemas de escasez de dinero, los espíritus malignos de agresividad, de desobediencia.

Oración de liberación y union familiar en nuestras casas.

Señor, también te pido que expulses de aquí toda agresividad entre hermanos, toda pelea, la falta de respeto y la violencia entre padres e hijos, entre la pareja que vive aquí, entre los habitantes de esta casa y los vecinos.

Señor, bendice cada rincón de mi hogar, porque a veces, mientras se construye la casa, alguien que no te tiene en su corazón maldice a los dueños o los materiales de construcción usados. Por tal motivo yo te pido, Bendito Dios, que quites todo eso de nuestro hogar, y protégela de todo temblor de tierra, diluvio o tormenta.

Padre Celestial, no dejes que las malas intenciones del enemigo se hospeden en mi hogar, te pido que expulse con tu poder todo mal, por favor mi Dios, que el demonio vaya directo a tus pies y nunca más regrese a esta casa.

Bendice y sella mi hogar con tu prensencia.

Hoy consagro esta casa a Ti Señor, para que haga un milagro así como fuiste a la casa de los novios de Caná de Galilea y ahí hiciste tu primer milagro.

Por favor mi Dios ven a mi casa y expulsa todo el mal que pueda estar enraizado y las posibles maldiciones que se encuentran impregnadas en ella.

En nombre de Jesús, todas las maldiciones y demonio que habitaban en ella serán expulsados y no vuelvan nunca más, pues esta casa ahora pertenece a Dios y a Él está consagrada. Porque Dios ha enviado a sus Ángeles a vivir con nosotros, y ha convertido nuestra casa en una fortaleza habitada y protegida por los ángeles del Señor. Amén.

Te motivo a que hagas esta oración con fe y esperanza. Confia en Dios porque Él siempre te escucha, el escuchará tus súplicas para bendecir tu casa y para darle protección. Estas oraciones son atendidas por tu Padre Celestial que te ama y quiere que reine la paz en tu hogar. Dios abrirá caminos de solución a Ti y a Tu familia.

Deja un comentario