Te invitamos hacer esta oración de la mañana para que Dios aleje todo los males de tus nietos, que sea Él cuidándolo y protegiéndolo ante todo espíritu de maldad. Toma unos minutos para orar.

Padre amado, en esta hermosa mañana hago este rezo para que mis hijo y nietos desarrollen una perspectiva y un propósito eternos no terrenales.

Ayudalos a ver la vida, y a superar cada desafió que lo pones en el camino, ábrele los ojos, que puedan compartir con los demás cuan grande eres, que no tengan miedo ni vergüenza cuando hablen tu palabra.

Padre que estas en los cielos, santificado sea tu nombre, hago este rezo para que ellos comprendan el inmenso amor que tienes hacia ellos, que ellos puedan descubrir que en tu camino lo somos todo, que sin ti, no somos nada.

Dale la sabiduría y el entendimiento que solo tu puedes darle, que todo conocimiento aprendido sea bajo el aprendizaje de tu palabra, hazle entender que no hay mejor conocimiento que la de la Biblia, que todo conocimiento que adquieran en la escuela sean superadas por las enseñanzas de Dios.

Señor, ruego porque mi nieto sea librado de todo mal, personas malvadas y espíritus malignos que estén a su alrededor. Fortalecelo y protegele del mal. Que tu favor, oh señor Dios, descanse sobre mis nietos.

Gracias Padre porque lo amas con infinitud, porque estas dispuesto a perdonarlos por cada uno de sus pecados, porque a pesar de que no conocen de ti, estas dispuesto a darlo todo por ellos.

ORACIÓN PARA ALEJAR ENEMIGOS Y MALES DE MI NIETO

Padre amado te pido que ningunos de mis nietos se pierda por el camino y si se pierden vuelvan encontrarlo, porque eres único y nada somos si tu no estas a nuestro lado.

Confió en que mis nietos serán fieles creyentes a ti. Rezo para que sean enseñado por usted y caiga sobre ellos la sabiduría para entender tus palabras y obedecerla.

Padre a medida que mis nietos crezcan y se conviertan en adultos, mantén sus corazones y sus mentes dirigidos a ti y confiado en Jesucristo, para todas sus necesidades. Libralos de las tentaciones y ayudalos a vivir vidas piadosas.

Gracias Señor, por cada uno de mis nietos… En tus manos los encomiendo y que puedan sentir tu llamado en sus vidas, para que sean hombres y mujeres poderosos que te amen profundamente y confíen fielmente en ti, en el nombre de Jesús, Amén.

 

Deja un comentario