Te invitamos hacer esta oración contra envidia y las malas lenguas, esta oración está destinada a aquellos que viven en ambientes rodeados por chismes y que se sienten tentados a repasar aquellas informaciones por malas influencias.

¡Dios todo poderoso, hoy vengo ante Ti en Silencio!

Quiero pedirte que alejes el odio y los malos pensamientos que arropan a las personas mal intencionadas que atentan contra mí. Señor, que mis oídos sean sordos ante los malos comentarios, que la opinión del otro no interfiera en mi fe y en mis decisiones. Permite que mis ojos solo puedan ver el bien por tan malo que parezca, permíteme siempre imitar tus acciones y hacer el bien por encima del mal.

Apártame de todo juicio y condena, que mi ego se enmudezca. Que mi alma goce de la tranquilidad y no se atormente por las malas palabras y maledicencias de todos los seres vivos, ten compasion por cada uno de ellos Padre amado, porque no saben lo que hacen y no conocen la justicia de Dios.

ALÉJAME DE LA ENVIDIA, ENEMIGOS Y MALAS LENGUAS.

Padre, dame la oportunidad de ver cada recado que tienes para mí, de presenciarte y sentir tu compañía en todo momento. Déjame envolverme en tus brazos cálido y sentir la paz que solo tu amor me puede dar. Señor, que solo pueda escuchar tu voz en mi día a día. Guíame y protégeme de las malas lenguas y de la envidia.

Quiero escuchar de Ti que soy la grandeza de tu obra. Dame el don de callar en la hora exacta y de pensar las cosas antes de decirlas. Pon en mi boca solo palabra de fe y esperanza, y que cada palabra sean palabra de bendición y que transformen vida.

Señor, protege mi vida y la de mi familia. Presérvame de la conspiración de los malvados, líbrame del chismoso y de las persona que levanta falsa acusaciones. Oh Dios de mi alabanza, háblame en cada momento, que solo sea tu voz hablándome y guiándome, porque la boca del perverso quieren abrirse en contra de mí, las lenguas mentirosas quieren hacerme dudar y desviarme de tu camino.

Padre, ellos quieren rodear sus palabras de odio y malintencionadas sobre mí, ilumínalos y hazle saber que nada ganan con dañar al otro.

Quiero que seas tú callando las bocas de los demás, compadécete de ellos, perdona sus pecados y que vean que solo Tú puedes darle la tranquilidad que ellos buscan. En el nombre de Jesús. Amén.

Ante Dios nada es imposible, hagamos esta oración con fe y confianza para que así nos ayude a ser fuerte antes las malas lenguas y chismosos.  Que podamos ser fuerte antes las críticas de los demás.  Espero que te haya gustado la  oración contra envidia y las malas lenguas y nos deje un amen. 

Deja un comentario