Te invitamos hacer esta oración de la mañana para dejar todo en manos de Dios, que sea él tomando el control de nuestras vidas. Toma un minuto para hacer esta oración.

Amado Jehová, en medio de la armonía y los primeros rayos de sol de esta bonita mañana, quiero acudir ante tu presencia y decirte desde lo más profundo de mi, ¡GRACIAS!

Gracias Dios por haberme permitido estar aquí lleno de salud y bendiciones, gracias por las bendiciones con que colmas mi vida y la vida de mi familia. Gracias porque constantemente podemos apreciar tu bella presencia en nuestro camino.

ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA DEJAR TODO EN MANO DE DIOS

Padre santo, en esta mañana entrego a Ti todo lo que soy y todo lo que tengo y consagro esta jornada a tu nombre. Por favor vigílame, ilumíname, guárdame y protégeme. Permite que brille en mi corazón el regocijo, la fe, la dicha, la armonía y tu bendición; te ruego que me sostengas en mí andar y me lleves de la mano en cada marcha que dé.

Y cuando salga a realizar mis deberes en este nuevo día te imploro que seas Tú llenándome de afecto para ser una herramienta de tu labor y de conocimiento para lograr obtener constantemente las mejores decisiones.

Y si en algún instante se presentase una tempestad o alguna circunstancia que yo no pueda percibir, dame la calma y la esperanza para lograr cerrar mis ojos y exclamar colmado de confianza: Señor, sé que esto es parte de tu plan, por favor, solo ayúdame a superarlo.

Soberano Señor, en esta plegaria también pongo bajo tu cuidado a mi morada y a mi familia. Te pido que mires nuestros corazones y nuestras ilusiones. Danos la entereza y el conocimiento para lograr obtener nuestros sueños y por favor jamás te apartes de nuestro lado.

Finalizo esta súplica repleto de fe en Ti Señor, pues sé que Tú me escuchas y serás Tú quien convierta las dificultades en oportunidades, las pruebas en enseñanzas y los problemas en bendiciones. Mi vida es perfecta gracias a Ti querido Señor, Amén.

Si haces esta oración con Fe, puedes tener la certeza que Dios te escucha y que siempre está a tu lado. Deposita todas tus cargas en Él, porque Él es todopoderoso y nunca te abandonará en los momentos de dificultad. Sigue adelante con gozo y entusiasmo, pues Dios ha destinado grandes cosas para bendecir tu vida.

Deja un comentario